Telegram en podemos

articulos2

manuel-lorente
Manuel Lorente Pérez-Cejuela
, el “Cansaliebres”.
TELEGRAM 
EN PODEMOS


El despellejador de corrientes, cuando no de personas.

Hace unos días me propusieron realizar un artículo sobre los chats Telegram de Podemos y lo primero que pensé es: ¿Yo? ¡Si yo no soy más que un pobre “analfabestia”! En un principio decliné la invitación, a pesar de que me picaba el “gusanillo”. Pero, como podéis ver, fue más fuerte el “gusanillo” que la timidez…

Los Telegram de Podemos son duros y fríos a veces, pero te conectan fácilmente con los “mundos paralelos” de Podemos, donde hay izquierdistas agazapados, “sociatas” y “cuñadanos”, “pablistas”, “errejoners” y anticapitalistas.

Allá por Septiembre del 2014 me adentré en el mundo de “los Telegram de Podemos” llamado por el interés en colaborar, en la medida de lo posible, con este proyecto ilusionante. La verdad es que, como canal de información, es una buena herramienta puesto que te permite conocer diversas opiniones y sensibilidades dentro de este partido. Claro está que, realmente, hay muy pocos chats “oficiales”.

También existen los “canales” donde sólo recibes información y donde no se puede interactuar.

En un principio, los Telegram de Podemos eran una herramienta de coordinación, sobre todo para las campañas electorales, y de promoción de candidatos en primarias. Una vez pasadas éstas y habiendo elegido a las distintas direcciones territoriales, todo se encaminaba hacia preparar y organizar las campañas de las elecciones locales y autonómicas.

Al ser Podemos un partido abierto a todo aquel que quiera inscribirse, claro está que se “cuela” todo tipo de gente en los chats y que se dedican a intoxicarlos cuando no a reventarlos. A estas personas se las denominan “Trolls”.

Por aquellos tiempos ya habían nacido numerosas “corrientes” que, a su vez, creaban chats de Telegram de Podemos. Y aquí es donde empiezan a degenerar los chats del partido en “despellejadores” de corrientes críticas de un Podemos que trata a l@s compañer@s crític@s como a traidores/as.

Si seguías la directriz del administrador del grupo no tenías ningún problema y, además, si intervenías en el chat dorando la píldora, eras elogiado. En cambio, si tenías la osadía de disentir de la opinión general… te convertías en carne de cañón.

Si tus oponentes no encuentran argumentos con los que contrarrestar tus opiniones, empiezas a ser la diana preferida de los que tienen el “mando” del chat. Eres ridiculizado, insultado (incluso algunos miembros del chat que pertenecen a algún Consejo Ciudadano te dedican improperios tales como “nazi”), realizan stikers con tu imagen, que circularán de por vida por todas las redes sociales y, finalmente, y tras ser incapaces de hacer callar tu opinión y para que los demás no empiecen a tener dudas, te expulsan sin más, creyendo así haber acabado con la “chinita en el zapato”. Craso error, pues consiguen lo contrario.

Tras las primarias para las Elecciones Generales parece que, en mayor o menor medida, todo volvió a su cauce y la actividad de los chats se centró en la campaña electoral. Como podréis imaginar, no se pueden poner puertas al campo y no tardó mucho en desbordarse el rio de información y contra-información de las distintas sensibilidades de Podemos.

También hay quien  utiliza estos chats como medio de promocionarse en las rrss añadiendo enlaces de twits, mensajes de Facebook, enlaces a artículos o columnas de prensa, etc. para el autobombo y con distintos fines, como posicionarse como adalides de la verdad de la poltrona.

Por supuesto que hay mucha gente que pone al servicio del resto sus conocimientos, cualesquiera que sean, sin el más mínimo intento de posicionarse hacia el sillón, sino por el simple hecho de no dejar morir la ilusión que ha supuesto Podemos para tantos millones de personas.

En definitiva, los Telegram de Podemos cumplen a la perfección el adoctrinamiento 2.0 de la nueva política.

Otra cosa, Si estás en muchos canales y/o chats de podemos, mi consejo es que elimines diariamente las descargas de fotos, enlaces, etc. antes de que el teléfono se ponga en modo “tortuga”.

firma-manuel-lorente

Fdo.-  Manuel Lorente Pérez-Cejuela, el “Cansaliebres”.

arrriba

 

                                              

 

           

­