IMAGINA PODEMOS CLM se opone firmemente al proyecto de ATC de Villar de Cañas.


Tras una investigación documental sobre publicaciones e informes disponibles en la Web, hemos valorado el controvertido proyecto del Cementerio Nuclear en Villar de Cañas (Cuenca).

6738695231_4803274ae9_b

En España hay actualmente siete centrales nucleares activas (Trillo, Cofrentes, Almaraz I y II, Ascó I y II, Vandellós II), dos en proceso de desmantelamiento (Vandellós I y Zorita) y una parada desde el año 2013, Garoña. Aparte está la Central de Lemóniz, que no llegó a ponerse en funcionamiento.

Todas las centrales españolas están ya casi al final de su vida, pues están activas desde hace más de 30 años y se considera que las centrales envejecen en un periodo de 30 a 40 años. La más antigua es la de Garoña (Burgos),

nuclear_power_plants_map_spain-es-svg

Es ampliamente conocido que uno de los principales problemas del uso de la energía nuclear lo constituye la gestión de los residuos nucleares ya que son muy peligrosos para las personas y el medio ambiente, siendo además difíciles de eliminar.

Típicamente, los residuos nucleares, según su actividad se clasifican en tres tipos: de baja, media y alta actividad.

Los de baja y media actividad, son los que proceden de estudios cientificos, hospitales, ropas y material diverso utilizado para el mantenimiento de una central de energía nuclear.

Los de alta actividad incluyen el combustible gastado en las centrales nucleares y otros materiales procedentes del desmantelamiento de las mismas.

En la actualidad, la gestión del almacenamiento de los residuos nucleares incluye dos tipos de técnicas: reprocesado y/o almacenamiento.

El reprocesado consiste en tratar los residuos con técnicas cuyo objetivo básico puede ser disminuir el volumen de los residuos radiactivos (Separación y Transmutación); sacar mayor aprovechamiento del combustible irradiado (Reproceso) en nuevos reactores que necesitan menos combustible nuclear para operar, etc. Ver mas informaciión

Los residuos radiactivos de baja y media actividad, antes de su almacenamiento, suelen ser reprocesados. Los de alta actividad son almacenados en primera instancia en las propias centrales nucleares que los producen.

Reprocesados o no, los residuos deben acabar almacenandose. Para su almacenamiento existen distintas alternativas. De acuerdo con datos expuestos en el Foro de la Industria Nuclear Española Ver más información, los diferentes tipos de almacenamiento al que se someten los residuos de forma secuencial son:

A) Piscinas: Consisten en el almacenamiento del combustible irradiado en piscinas, en las propias centrales nucleares que generan el residuo. Su función principal es el enfriamiento del residuo. Este sistema se ha usado usado desde hace décadas. La elección del agua como almacén inmediato se debe a su alto coeficiente de transmisión del calor que permite el enfriamiento, sus buenas propiedades como blindaje, su transparencia y su manejabilidad. Cuando estas piscinas se saturan, el combustible debe ser almacenado en un almacén temporal seco.

B) Almacenes Temporales Individualizados (ATI): son almacenes temporales secos, en los que los residuos se almacenan en contenedores.

Los ATIs se consideran una opción a corto plazo ya que los contenedores que se utilizan en éstos para el almacenamiento tienen un periodo de vida inicial en torno a 20 años, aunque estos sistemas, como todos, no están exentos de riesgos

C) Almacén Temporal Centralizado (ATC): conforme a la información suministrada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) Ver más el ATC es una instalación, generalmente en la superficie, o a poca profundidad, destinada a gestionar y almacenar, a medio o largo plazo los residuos radiactivos.

Es un sistema de almacenamiento diseñado para albergar el combustible gastado y los residuos de alta actividad de todas o varias de las centrales nucleares de un mismo país  por un período determinado una vez que ha sido, como mínimo, enfriado en piscinas en las centrales de origen.

El almacenamiento en los ATC se puede realizar bajo el agua (en piscinas) o en seco, en contenedores metálicos o de hormigón o en bóvedas con circulación de aire para la eliminación del calor. Normalmente, esta última tecnología de almacenamiento en seco solo es posible tras un período de enfriamiento previo en las propias piscinas de las centrales nucleares.

La vida media de los contenedores almacenados en estos almacenes se estima en torno a unos 60 años.

Las ventajas que se atribuyen a este tipo de almacenamiento, frente a los ATI, es que permiten la reutilización de los territorios de centrales nucleares desmanteladas y la concentración de todos los esfuerzos económicos de vigilancia y blindaje contra la radiación y de seguridad contra intrusiones no autorizadas en un único espacio.

Por otra parte, particularmente en España, es probable que este almacenamiento resulte imprescindible porque residuos que fueron enviados a Francia para su procesado, tienen que ser devueltos a España y no hay disponible actualmente ningún emplazamiento para su gestión.

D) Almacén Geológico Profundo (AGP u Onkalo): Son almacenes de residuos radiactivos de actividad alta a gran profundidad (420 m en el subsuelo) en el interior de formaciones geológicas estables. Finlandia es el primer país que ha optado por este tipo de almacenamiento. Ver más. El AGP se considera actualmente un almacenamiento a largo plazo (decenas de miles de años).

2 EL ALMACENAMIENTO DE RESIDUOS RADIOACTIVOS EN ESPAÑA

Los residuos de baja y media actividad generados en españa se almacenan desde 1992 en el único almacén de residuos radiactivos de baja y media actividad de nuestro país, que se encuentra en Cabril de Hornachuelos (Córdoba). Este cementerio nuclear es propiedad de ENRESA, la empresa pública española encargada de la gestión de los residuos radioactivos.

En cuanto a los residuos nucleares de alta actividad, generados en las Centrales nucleares de España se vienen almacenando temporalmente en piscinas o en piscinas y ATI instalados en las propias centrales que los producen.

En España, de acuerdo con el informe de Greenpeace (2015) ya existen ATIs en las centrales nucleares de Zorita (Guadalajara), Ascó (Tarragona) y Trillo (Guadalajara); Garoña (Burgos), en trámites de cese de actividad, está en el proceso de construcción de su ATI que cuenta ya con una Declaración de Impacto Ambiental “favorable” emitida por la Secretaría de Estado de Medioambiente. Tambíen Almaraz (Cáceres) ha iniciado los trámites para la construcción de uno y la de Vandellós II (Tarragona) también lo ha anunciado. Únicamente quedaría la central nuclear de Cofrentes (Valencia) sin tener un ATI.

transporte-nuclear

El combustible gastado en la Central Vandellós I, tras su desmantelamiento forzoso por un incidente de suma gravedad, por decisión de la empresa propietaria fue trasladado a Francia, con un elevadísimo coste de servicio (más de 200 millones de Euros hasta 2010) a cargo del erario público . Estos residuos debían ser devueltos a España en 2011, año en el que se preveía que nuestro pais se hubiese dotado de un ATC. No obstante, el estado galo dio un nuevo plazo hasta finales de 2015, que se amplió a 2017, previo pago de una fianza millonaria de 23,5 millones de euros anuales, cuyo aval tiene un importante coste financiero para Enresa. Sin embargo, ENRESA paga a través de su fondo, pero éste en realidad procede de la aplicación de una tarifa sobre la recaudación por venta de energía eléctrica. Esto quiere decir que, indirectamente, quienes están costeando este gasto son los ciudadanos con el recibo de la luz.

Es evidente la necesidad de que España cuente con almacenamiento nuclear propio a largo plazo para albergar el combustible gastado de las centrales nucleares y otros materiales procedentes del desmantelamiento de las mismas.

Desde 2006 se viene gestando el proyecto de localizar en un único espacio todos los residuos nucleares producidos en el estado, cuando se aprobó el VI Plan General de Residuos Radiactivos a instancias del congreso de los Diputados, e impulsado por el gobierno de J.L. Rodríguez Zapatero tras dos años de su primera legislatura.

Por qué se decidió un ATC en vez de numerosos ATI. El ATC sería la vía de escape de los ATCs una vez saturados los ATIs o cumplida la vigencia de almacenamiento de los residuos de los mismos.

3 EL ATC DE VILLAR DE CAÑAS

Para hacer el ATC en España se propusieron varios municipios en distintas regiones: Zarra en Valencia y Ascó en Tarragona figuraban como favoritos entre las candidaturas de  Santiuste de San Juan Bautista (Segovia), Melgar de Arriba y Santervás de Campos (Valladolid), Torrubia de Soria (Soria), Congosto de Valdavia (Palencia), Villar del Pozo (Ciudad Real), Albalá (Cáceres) y Yebra, en Guadalajara.

Finalmente, El 30 de diciembre de 2011, con los gobiernos central y regional del Partido Popular, con Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal a la cabeza, se anunció “que Villar de Cañas, un municipio agrícola, con una población inferior a 500 habitantes,  situado a unos 75 km al Suroeste de Cuenca, en Castilla-La Mancha, era la localidad elegida para la ubicación del proyecto de ATC para España.

La Comisión Interministerial creada para la selección del emplazamiento del ATC” se decantó por esta localidad aduciendo que “reúne todas las características técnicas requeridas para este tipo de instalación y el entorno tiene una tasa de paro elevada, por lo que el proyecto tendrá un impacto socioeconómico positivo”.

A los autores del artículo este último argumento nos parece de sorna teniendo en cuenta los niveles y las condiciones actuales de paro en todo el territorio nacional, y desde Imagina Podemos CLM, esperamos que nuestros gobernantes no pretendan solucionar el problema del desempleo de todos nuestros municipios mediante la implantación sistemática de basureros radioactivos.

El terreno reservado para el cementerio nuclear en esta localidad ocupa 50.000 metros cuadrados. Aquí los residuos no se soterrarían, sino que se almacenarían en una piscina de 300 metros de largo por 20 de ancho que ocuparía unos 32.000 metros cuadrados donde se almacenarían 6.700 contenedores de 20 pies cada uno (Ver elespañol.com) . Este almacenamiento se pretende que dure “al menos” 60 años según consta en la página web de ENRESA (El ATC tiene una vida de diseño de 100 años, pero el vigente Plan General de Residuos establece una vida operativa de 60 años). Transcurrido ese tiempo, se recuperará el material radiactivo para su gestión posterior y la instalación será desmantelada, como cualquier otra instalación nuclear al finalizar su vida operativa.

A pesar de la oposición del actual ejecutivo castellano-manchego del socialista García Page, quien pretende desactivar el proyecto del ATC con una más que dudosamente sostenible expansión del área protegida de la Laguna del Hito, el gobierno central y la Institucion provincial ya han puesto en marcha la ejecución de mejora de infraestructuras y levantamiento de edificaciones, aún sin tener la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental requerida por el MAGRAMA

De hecho, ya por junio de 2016 se habian mejorado los accesos (señalizalización y pavimentación de carreteras) y levantado tres edificaciones: una nave donde se guardan los testigos de los sondeos de la tierra, un laboratorio y otro edificio donde llegarán empresas de distintos sectores para investigar.

Además hay contratos de licitación suscritos por parte de ENRESA, empresa encargada del proyecto y su ejecución.  A fecha 25 de octubre de 2016, ENRESA seguía  adjudicando contratos del cementerio nuclear a pesar de su bloqueo legal Ver artículo de El Independiente

4 PRINCIPALES ARGUMENTOS POR LO QUE ESTE ATC NO ESTÁ JUSTIFICADO

4.1 Argumentos de seguridad geológica y peligrosidad medioambiental:

La Plataforma Contra el Cementerio Nuclear de Cuenca, , basándose en el estudio de M. Bello La Puerta (2016),  destaca  algunos de los principales argumentos de índole geológica por los que no se debe bajo ningún concepto instalar el ATC en el territorio de Villar de Cañas. Entre estos argumentos encontramos como más relevantes los siguientes:

  1. El terreno sobre el que se proyecta el ATC es sensible a procesos de karstificación, que pueden desembocar en colapsos, subsidencias (asentamiento del terreno) o deformaciones graves de las estructuras nucleares,
  1. Las formaciones geológicas sobre las que se proyecta la construcción de las edificaciones del ATC, presentan un grado de expansividad de moderado a alto e incluso muy alto, por lo que los movimientos del terreno podrían distorsionar las estructuras de las edificaciones y agrietarlas.
  1. Los materiales del terreno no son totalmente impermeables por lo que su naturaleza no restringiría eficientemente el paso de contaminantes radiactivos a través de estas formaciones geológicas en caso de cualquier vertido accidental, pudiendo éstos alcanzar acuíferos que suministran agua para el regadío, o para el consumo humano, e incluso llegar a alterar el sistema fluvial y palustre del río Záncara.
  1. La plataforma conquense también destaca en su blog que en el informe del Área de Ciencias de la Tierra (CITI) y del Servicio de Ingeniería (SIN) del CSN, se da el calificativo de no aceptable a 15 aspectos evaluados sobre el emplazamiento del ATC en Villar de Cañas. Este informe es contundente y señala en sus conclusiones que “no se puede afirmar que este emplazamiento resulte idóneo”.

4.2. Argumentos de peligrosidad logística: El transporte de materiales radioactivos:

Un completo informe de Greepeace  pone de manifiesto que el proyecto del cementerio nuclear supone que más de 200 municipios españoles asuman riesgos sin ni siquiera ser tenidos en cuenta. Estos riesgos son: de exposición a radiaciones de los ciudadanos por proximidad a los convoys de residuos (los 40 convoys anuales que circularian por rutas viarias españolas cruzarían más de 200 municipios y poblaciones); riesgos inherentes a posibles accidentes en transporte (en Reino Unido en los últimos 50 años se han producido casi 800 incidentes en el transporte de material radiactivo) y, en caso de accidente, es casi imposible la prevención de un sistema de evacuación, refugio y descontaminación para la población que vive a lo largo de dichas rutas.

4.3. Argumentos de índole económica

El informe de Greenpeace también indica el riesgo que supone para la economía la centralización de los residuos radioactivos tanto de los terrenos en los que se ubique el ATC como de los situados en torno a la ruta de transporte de los residuos es una realidad, ya que se disminuye el valor de las propiedades inmobiliarias y causa un perjuicio al turismo.

Greenpeace (2015 loc. cit.) califica esta infraestructura de despilfarro sin justificación. el coste de las instalaciones in situ lo afrontan las compañías propietarias de las centrales nucleares y es de aproximadamente 20 millones de euros por instalación. Sin embargo, el coste estimado del Almacén Temporal Centralizado (ATC) superará los 1.000 millones de euros, sin incluir el mantenimiento y el transporte de los residuos nucleares que afronta la empresa pública Enresa (Empresa Nacional de Residuos Radiactivos). El sistema de financiación a través de tasas de esta empresa pública ha sido cuestionado por el Tribunal de Cuentas que además ha alertado de un déficit de 1.486 millones de euros. Por lo tanto la viabilidad económica del ATC está seriamente comprometida.

4.4. Argumentos de índole socioeconómica

Creemos que la finalidad primera y principal que tiene el gobierno para construir un ATC es acoger la devolución de los residuos de Vandellós I, que actualmente todavía se están gestionando en Francia con un alto coste económico.

Creemos que de estos residuos se debe hacer cargo quien los generó y/o quien en primera instancia se beneficiara de los recursos económicos generados por los mismos. Siguiendo el principio de quien contamina paga. No somos los castellano-manchegos quienes debamos quedarnos con los residuos de una actividad que no nos ha beneficiado.

Las centrales nucleares de Castilla-La Mancha, Zorita y Trillo, tienen sus propias ATIs, con lo cual consideramos que nuestra región ya paga los costes medioambientales de la producción de energía eléctrica derivados de la producción nuclear de la misma. Hacernos cargo de los residuos de otras comunidades autónomas debería ser una decisión aceptada por los castellano-manchegos y por los habitantes de territorios de tránsito afectados.

Los ATC tienen un alto riesgo de vulnerabilidad por lo que requieren medidas de vigilancia y control continuadas. Esto afecta a las poblaciones del entorno a las que les supone un factor de riesgo que genera ansiedad y estrés emocional. Ver más información.

Valor ecológico del territorio:

En otro orden de cosas, el patrimonio natural del entorno en el que se incluye el proyecto del ATC, la laguna del Hito, tiene un gran valor botánico y zoológico. Desde el punto de vista botánico, además de las comunidades de plantas halófilas, destaca la presencia de uno de los pocos endemismos botánicos exclusivos de Castilla-La Mancha, el Limonium soboliferum Erben (Martínez Lirola & al., ….). También, la Laguna del Hito es un enclave de gran importancia para las aves acuáticas en La Mancha Alta de Cuenca. La conservación de este patrimonio biológico y el impacto que sobre el mismo derive del proyecto creemos que habrá sido valorado consistentemente en el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente.

3 LA POSTURA INSTITUCIONAL: LAS ADMINISTRACIONES DEL ESTADO, REGIONAL Y LOCAL

Además de los argumentos presentados en epígrafes anteriores, consideramos que las Adminstraciones públicas están haciendo caso omiso de las advertencias fundamentadas que se estan difundiendo desde muy diferentes colectivos sociales, basados en informes técnicos contundentes. También nos parece que se intenta acallar a un pueblo económicamente débil con incentivos económicos que en ningún caso compensan al daño territorial en su conjunto y que se intenta confundir a la gente quitando importancia al riesgo real que supone este tipo de instalaciones, lo que se deduce de hechos como el que denuncian colectivos antinucleares que afirman que el presidente del CSN no reconoció la ocultación de la información y las recomendaciones de los técnicos en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, ya que conociendo los informes técnicos desfavorables, El CSN dió luz verde en julio de 2015 a la instalación del ATC Ver diagonalperiodico.net . Lo que llevó al Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), Ecologistas en Acción y la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, a pedir el cese inmediato del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear Fernando Martí Scharfhausen. Ver energías renovables.

Otras declaraciones y actuaciones realizadas por la anterior presidenta de Castilla-La Mancha y los gestores catellano-manchegos implicados quedan reflejados en diferentes publicaciones que dan cuenta de una gestión más que deficiente de este importante tema, para no extendernos más, remitimos al lector al artículo publicado en El Plural el 30 de diciembre de 2016. 

Por su parte, tampoco compartimos lo que parecen ser suspicacias o estrategias políticas un tanto ingenuas y de dudosa ética del actual gobierno regional, al intentar oponerse a una injusta e insalubre infraestructura pública, cuando en julio de 2015 inició la ampliación del espacio protegido de la Laguna del Hito. Dando pie al posterior recurso del Gobierno central ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. Pleito que aún continúa sin resolverse.

En lo que parece una confrontación sinsentido, el gobierno de García Page, en octubre de 2016, amplia por Decreto el área protegida de la Laguna del Hito a lo que el Tribunal Supremo ha respondido con la reciente suspensión cautelar del mismo.

bobos

El Tribunal Supremo al limitar la ampliación del área natural protegida, intenta dar luz verde a un proyecto que desde el punto de vista técnico y ecológico presenta unos riesgos evidentes. Desde la plataforma Imagina Podemos nos preguntamos por qué se da prioridad al ATC, cuya necesidad no ha quedado demostrada hasta la fecha, más aún teniendo en cuenta que hay alternativas menos agresivas  para el medio ambiente y geológicamente más seguras.

En fin, esperamos más de nuestras instituciones y de estos dos partidos que nos gobiernan por bien de la comarca afectada, de Cuenca, de Castilla-La Mancha y del resto de territorios y ciudadanos afectados por esta dolosa infraestructura.

No queremos acabar el artículo sin dejar de mencionar la sumisión corporativista que muestran instituciones locales como la Diputación de Cuenca cuyo presidente, Benjamín Prieto, de un pueblo próximo a Villar de Cañas, defiende la instalación del ATC alegando el beneficio que supone esta obra para la mejora de las infraestructuras viarias de la zona y la generación de puestos de trabajo. Creemos que debería ser consciente de que dotar a Castilla-La Mancha de infraestructuras viarias decentes no debe implicar el tener que hipotecar nuestro territorio, nuestro mediambiente y nuestra salud ni condenar a los ciudadanos a vivir con una espada de damocles pendiendo constantemente sobre sus cabezas y la de sus generaciones futuras.

Tampoco nos parece que el Alcade de Villar de Cañas, José María Saíz (PP), esté adoptando una postura beneficiosa para el municipio. Parece ser que sólo percibe la instalación del ATC desde un punto de vista miope y cortoplacista, al considerar únicamente el beneficio económico derivado de la creación de dicha infraestructura, infravalorando los elevados riesgos  geológicos, medioambientales y para la salud inherentes a dicha instalación.

Creemos que si realmente desea el desarrollo de su pueblo y su comarca debe tener en cuenta que en los municipios en los que se ubican centrales nucleares o se realizan actividades relacionadas la economía local queda estancada durante largos períodos de tiempo.

ENRESA.

ENRESA es una empresa pública, sin ánimo de lucro, cuyos accionistas son el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

enresa-2

Su función como empresa gestora de los residuos nucleares generados en España, tiene como misión según detalla en su página web  proteger a las personas y al medio ambiente de los residuos radiactivos, el desmantelamiento de las instalaciones nucleares y radiactivas en desuso y la restauración ambiental de las minas de uranio. Por lo que los ciudadanos, esperamos de su gestión que haga prevalecer las condiciones de seguridad y protección del medio ambiente frente a los criterios logísticos, económicos o de cualquier otra índole.

CONCLUSIONES

Consideramos que la instalación del ATC es “pan para hoy y hambre para mañana”. Supone hipotecar nuestro territorio y nuestros recursos naturales para un proyecto que privará a los Castellano-manchegos del uso de sus tierras y un amplio perímetro de las mismas para el verdadero desarrollo productivo, social y medioambiental de la comarca.

Pensamos, al igual que la Plataforma contra el cementerio nuclear de Cuenca , que los ATI son la alternativa más adecuada al ATC a corto y medio plazo ya que, además de ser económicamente más rentables, tienen un nivel de seguridad comparable y evitan el peligroso transporte de la basura nuclear por toda la geografía española. Como solución a largo plazo proponemos que se haga el ATI para recibir los residuos de Francia en la central en que se generaron y se haga un proyecto en un emplazamiento adecuado para construir un AGP definitivo que sirva para el no muy lejano desmantelamiento de las ya bastante “viejas” centrales nucleares de nuestro pais a la vez que avancemos hacia un modelo energético de recursos renovables con menor impacto medioambiental.

En todo caso tal y como dice nuestro Diputado castellano-manchego David Llorente:”El ATC no se debe construir en ningún sitio y particularmente no en Villar de Cañas”, que ha asegurado que PODEMOS continuará usando “todos los medios legítimos” a su alcance para que no se construya el ATC y se ha mostrado confiado en que, a pesar de la decisión del Tribunal Supremo, finalmente no se construya el ATC en Villar de Cañas. encastillalamancha.es

Han participado en la confeccion de este articulo los compañeros:

– Maria José Martínez Lirola

– Óscar J. Martínez Mendózar

– Francisco Javier Fernández Ágreda

– Mariano Esbrí Víctor

arrriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s